Nociones básicas para valorar una obra de arte

Te damos las claves para saber cuál podría ser la cotización de una pieza de arte

Si cuentas con un a pintura, escultura u otra obra de arte y estás planteándote venderla, ¡aprende a calcular su valor!

Alguna vez, visitando un museo durante tus vacaciones, te habrás preguntado cuánto podría costar aquella preciada pintura que todo el mundo fotografía, la escultura que fascina a todos por igual o el gigantesco retablo que te dejó sin habla cuando entraste por la sala. Lo cierto es que el mundo del arte tiene sus propias reglas, especialmente a la hora de valorar una pieza de arte.

Si dispones de una obra de arte y te planteas venderla ¿cómo saber si interesa la venta y a qué precio? A continuación te ofrecemos una serie de claves que podrían ser de tu utilidad para que valores una pieza de arte.

Cómo calcular el precio de una obra de arte

Coste de los materiales

Es fundamental. Más allá de nombres, de estatus, de historia o de cualquier otra característica, los materiales que se han usado para crearla son la base del precio. Es posible que el precio de la obra esté ligeramente por debajo de lo que ha costado fabricarla, pero no debería ser muy inferior.

Tiempo empleado para crearla

Otra clave que has de saber sí o sí. No es lo mismo un cuadro que se ha terminado en una tarde que una escultura que ha llevado meses para terminarla… aunque eso poco influye en obras de gran calado, en otras más humildes sí que puede ser importante.

Medios usados

Unido a los anteriores puntos encontramos el medio, es decir, el tipo de obra en cuestión. Por ejemplo, en la pintura, una obra en papel y realizada con grafito es infinitamente más barata, a priori, que una hecha en óleo sobre lienzo, ya que tarda más en pintarse… ¡y son más resistentes!

Creador de la obra

Si no conoces nada acerca del autor, puede que estés perdido. Su nombre y trayectoria es imprescindible para ayudarte a conocer cuánto podría costar la obra en cuestión, porque te podrían servir de punto de partida para estudiar el valor de otras obras suyas, saber si ha expuesto recientemente, su repercusión y el interés que genera en el público. Échale un vistazo a galerías públicas y privadas (esta podría mostrar directamente el precio de venta de otras obras)  que hayan podido albergar alguna de sus obras y después trata de determinar cuál es el tema, la condición, el estilo, la rareza y la novedad en cuestión de la pieza.

El tipo de artista en cuestión influye. No es lo mismo uno independiente, uno famoso o uno ya fallecido. El primero de todos será, en teoría más barato; el segundo revalorizará todas sus piezas únicamente por su firma; y del último, en caso de ser también famoso, sus obras serán aún más caras porque ya existirán pocas disponibles.

Calidad y temática

Esto es algo que necesariamente has de saber a partir de haber estudiado las obras del artista en cuestión. Estos suelen tener una temática por excelencia, que les ha llevado a la fama y que dominan a la perfección. Normalmente, las obras que se salen de ella suelen ser más baratas. Además, la calidad de esta también influye en su coste. Y no, no es algo subjetivo: el gusto no tiene nada que ver con que esta reúna una serie de características que la hagan mejor o peor en comparación a otras de su misma producción.

Conservación

Juega un papel crucial. Por muy buena obra que sea, si no está bien conservada y tiene muchos desperfectos, su precio bajará bastante. Y esto no es algo que puedas valorar a simple vista: será necesario que mires con lupa todos los rincones para asegurarte de que esté lo mejor posible.

Encuentra aquí algunas obras de arte realizadas en su mayoría por Juan Crossa, artista malagueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad