Rupia, una moneda con más de 2 milenios de historia

La divisa, cuyo primer uso se remonta al siglo II a.C, se utiliza en la actualidad en más de 8 países, entre los que están India, Pakistán y Sri Lanka

Hace poco hablábamos de una de las monedas más antiguas que hasta hace no mucho todavía se utilizaba en el mundo moderno, el dracma. Y en la actualidad, hay otra que podría rivalizar de tú a tú en historia con ella, con la salvedad de que en la actualidad es también una divisa oficial… ¡y en 8 países! Es el caso de la rupia, cuyos primeros usos se remontan al siglo III a.C.

Se trata de una divisa muy vinculada con los metales preciosos. De hecho, su nombre proviene del sánscrito, la lengua clásica de la India, una de las lenguas indoeuropeas más antiguas junto al hitita y al griego micénico. La raíz rūpā, de plata, fue la que se usó para la denominación rūpyakam, moneda de plata, denominación que desde entonces se ha quedado. 

Su unión va más allá. Es probable que se trate de una de las primeras monedas que se fabricó en plata, marcando una patrón que seguiría el resto del mundo. En la actualidad, aunque su forma y su fabricación es completamente distinta, es la moneda oficial de varios países de Asia: India, Sri Lanka, Pakistán, Nepal, Mauricio, Seychelles, Indonesia y Maldivas.

Rupia, una divisa que cumple 6 siglos en activo

Sher Shah Suri, gobernador del Imperio suri situado en la actual India, hizo de la rupia la moneda oficial del reino. Esta moneda de plata de 178 granos continuó siendo la principal de la región incluso con la llegada de los Mogoles. Incluso durante la ocupación británica, la rupia siguió de dulce, aunque fue con el retrato de la Reina Victoria en su cara y con su valor en inglés y persa.

Una de las ediciones más especiales de la rupia es la que se emitió bajo el reinado de George V: la rupia de cerdo, donde el rey apareció con  la cadena de la Orden del Elefante de la India, aunque su mal grabado daba la sensación de que fuera un cerdo, una metáfora que hoy en día sigue sobrevolando la alta política británica. 

Pero no solo Reino Unido colonizó la India. Portugal también estuvo hasta 1947 allí, principalmente en la costa. De ahí que muchas rupias de la época tengan el rostro de los monarcas lusos y el escudo de armas. Una de las más destacables es una de 1881 de Luis I, un monarca amante de las artes y las ciencias que llegó al trono por pura casualidad.

No solo fue una moneda de Asia. Durante muchos años estuvo en el África Oriental, Arabia y Mesopotamia, como consecuencia de las incursiones británicas. 

Dicha divisa, fabricada en mayor medida con plata 917% (o sea, plata pura) y que pesaba 11,66 gramos se basó en el patrón plata, motivo por el cual sufrió una importante caída después de que medio mundo se pasara al patrón oro y Estados Unidos encontrara una gran cantidad de yacimientos arqueológicos. 

Hoy en día, las 8 rupias son diferentes entre sí, y entre las más destacables se encuentran las de Seychelles, con un diseño de monedas muy rompedor y que tiene a los elementos más significativos de su fauna y su flora como protagonistas (como el loro negro en su moneda de 100 rupias); o el nepalí, en cuyos billetes se utilizan todos fríos con la arquitectura, la fauna y el monarca del país (como esta de 1974).

Si eres un amante de la numismática, ¡deberías contar en tu colección con al menos 5 o 6 piezas! Son muchos países y decenas de momentos históricos en los que fue una divisa esencial para la economía mundial, ¡así que no dudes un segundo en adquirirlas para añadirlas a tu recopilación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad