Joyas de la numismática: monedas históricas de Europa

La historia europea ha sido muy convulsa, pero ha generado una variedad cultural envidiable, dando lugar a muchas monedas históricas ¡que hoy puedes conseguir!

Europa es uno de los continentes de los cuales mejor se preserva su riqueza cultural. Desde tiempos inmemoriales se le ha dado mucha importancia a la cultura, permitiendo que hoy todavía podamos ser testigos de auténticas maravillas. En este reportaje hablaremos de joyas de la numismática, monedas históricas de Europa que sumarán un plus a nuestra colección. 

No son simples monedas o billetes, sino que son portadoras de relatos históricos, arte y símbolos que han dejado una huella perdurable. Si te consideras un amante de la numismática, algunas de estas piezas no pueden faltar a tu colección: ¡encuentra lo que buscas en nuestra tienda de arte online y te la llevamos a casa con las mayores facilidades!

Explorando piezas numismáticas

La dracma ateniense (Del siglo V a.C al III a.C)

Comenzamos nuestro viaje en la antigua Grecia, donde la ciudad-estado de Atenas emitió la famosa dracma. Esta moneda, con la imagen de la diosa Atenea en un lado y un búho en el reverso, simboliza la riqueza cultural y artística de la cuna de la democracia. Es muy difícil encontrar piezas así en la actualidad, pero varias casas de la moneda del mundo han emitido ediciones bullion conmemorativas, como la de la imagen de arriba. Es cierto que no iguala el esplendor de la original, ¡pero como objeto de decoración es espectacular!

El real español (del siglo XVI a 1864)

El real fue la unidad monetaria de España durante más de tres siglos. Con diversas denominaciones y diseños a lo largo de su historia, el real ha dejado un legado numismático impresionante: su influencia alcanzó no solo la península ibérica, sino también territorios lejanos, convirtiéndose en una moneda de gran relevancia internacional. El emperador Carlos I, también conocido como Carlos V, inició la emisión de esta moneda. El real fue introducido como una moneda de plata y, con el tiempo, su denominación se diversificó, incluyendo el real de a ocho, el real de a cuatro, el real de a dos y otros.

La peseta española (de 1868 a 2002)

Marcó la vida económica de España durante gran parte del siglo XX. Su nombre proviene de la palabra castellana «peso,» y en su origen, la peseta estaba respaldada por una cantidad específica de plata. La Guerra Civil Española (1936-1939) y la posterior dictadura de Francisco Franco dejaron su huella en la peseta. Durante este período, se realizaron diversas emisiones de peseta desde diferentes ciudades de España. No solo fue una unidad monetaria, sino un símbolo de la identidad y evolución de España. Su historia refleja la resiliencia del país ante desafíos económicos y políticos, y su recuerdo persiste en el corazón de aquellos que vivieron bajo su influencia durante más de un siglo.

El marco alemán (de 1871 a 1999)

Desempeñó un papel crucial en la historia económica de Alemania desde su introducción hasta la adopción del euro. Es un icono de estabilidad, resistencia y el renacer económico de Alemania después de la devastación de la Segunda Guerra Mundial. Las monedas y billetes del Deutsche Mark se caracterizaron por un diseño simple y elegante. Las imágenes de figuras históricas, como el físico Max Planck y el poeta Johann Wolfgang von Goethe. Su legado perdura en la memoria de aquellos que vivieron bajo su influencia y en las colecciones de los apasionados numismáticos.

La lira italiana (de 1861 a 2002)

La moneda oficial del país transalpino desde su unificación, reemplazando a las monedas de los diferentes reinados que dividían el estado. Su nombre proviene de la lira latina, unidad de medida de riqueza y poder. Las monedas y billetes de lira italiana se caracterizaron por su diversidad de diseños que incorporaban figuras históricas, monumentos emblemáticos y símbolos culturales. Desde la figura de Vittorio Emanuele II en los primeros años hasta las representaciones de Leonardo da Vinci, dioses latinos antiguos y Galileo Galilei en emisiones posteriores. Cada diseño contaba una parte de la historia italiana.

El franco suizo, belga y francés

Los países francófona han tenido (y tienen) el franco como valor de cambio. Los más famosos han sido los belgas y los franceses, además del todavía en circulación franco suizo. También existe otro franco, el CFA (Comunidad Financiera Africana), en aquellos países que antaño fueron colonias del estado francés.

El franco francés fue la moneda oficial de Francia desde la Revolución Francesa en 1795 hasta la adopción del euro en 2002. Durante su existencia, el franco francés experimentó diversas reformas y cambios en su diseño. Se subdividió en 100 céntimos, y las monedas y billetes mostraban símbolos representativos de la cultura y la historia francesas. Fue testigo de eventos cruciales en la historia, incluyendo las guerras napoleónicas, la Belle Époque y las dos guerras mundiales.

El franco belga fue la moneda oficial de Bélgica desde su introducción en 1832 hasta la llegada de la moneda única.  Durante este período, el franco belga fue un componente esencial de la vida económica y cotidiana en Bélgica, contribuyendo a la identidad y la historia económica del país. Inicialmente, el franco belga era una moneda de plata que se subdividía en 100 céntimos. Fue un componente esencial de la vida económica de Bélgica durante más de 150 años. Su historia refleja la independencia del país, su participación en uniones monetarias y, finalmente, la transición hacia la moneda única europea.

A lo largo de los años, el franco suizo ha ganado una reputación mundial como una moneda estable, confiable y segura, sirviendo como refugio en momentos de incertidumbre económica. El franco suizo se introdujo en 1850, reemplazando al antiguo franco suizo emitido por diversas entidades. Desde entonces, ha sido la moneda oficial del país, coexistiendo con la Unión Monetaria Belgo-Luxemburguesa durante varias décadas.

En nuestra colección encontrarás algunas de estas monedas que hemos mencionado anteriormente. Si estás buscando alguna edición en concreto, no dudes en ponerte en contacto con nosotros: como amantes del arte y de la numismática será un auténtico placer ayudarte en la medida de lo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad